California recupera la relevancia electoral

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El pescado suele estar todo vendido antes de empezar a contar votos. La opción progresista se ha impuesto sin descanso en las últimas décadas, y en los reductos republicanos suele haber poco margen para la sorpresa. Pero esta vez California, el estado más poblado del país, tendrá mucho que decir en las elecciones legislativas del martes. Los demócratas necesitan ganar 23 escaños en el Congreso para recuperar la mayoría perdida ante los republicanos, y en al menos siete distritos del estado tendrán opciones de llevarse el gato al agua.

Mucho tiene que ver Donald Trump en esa ecuación. Si normalmente los comicios en el ecuador del mandato son un presunto referéndum sobre el presidente de turno en la Casa Blanca, ahora lo son más que nunca. Y la sensación imperante en California es que la antipatía que despierta Trump, incluso entre las huestes conservadoras, podría ser decisiva de cara a ese vuelco que busca con ansia el partido liberal.

El republicano Dana Rohrabacher, por ejemplo, que no ha cedido su puesto en el Congreso desde 1989, no lo tiene tan claro esta vez. Su nombre sonó en relación a Paul Manafort, el ex director de campaña de Trump que se declaró culpable de varios delitos federales en septiembre, e implicado en la presunta injerencia rusa en los comicios de Estados Unidos en 2016.

La defensa de Rohrabacher del presidente ruso, Vladimir Putin, se antoja un factor suficiente para inclinar la balanza en favor del demócrata Harley Rouda, que se ha encargado de mencionar la cuestión rusa con constancia durante las últimas semanas de campaña.

También Mimi Walters, del Condado de Orange, y Jeff Denham, republicano adscrito a la región del Valle de San Joaquín, en plena región agrícola del ‘Estado Dorado’, partían como opciones seguras para la derecha política y ahora no lo son tanto por el efecto Trump. El discurso de odio y división del magnate sigue sin convencer en muchos estratos del partido.

En el aire además está otra zona tradicionalmente blanca y conservadora, la del distrito 39, donde el persistente Ed Royce dejará su sitio tras haberse impuesto en los últimos tres comicios por una amplia ventaja. En su lugar, un perfil atípico para los republicanos, una mujer inmigrante de origen asiático, Young Kim. Ella misma está tratando de sacudirse la estela de Trump de encima. “Trato de explicarle a la gente que no me estoy presentando para ser su portavoz o representar a Donald Trump en la Casa Blanca”, comenta al diario Los Angeles Times.

Por declaraciones así, y por el sentir de muchos de los votantes, reina la impresión de que esta vez los candidatos importan menos que en otros comicios. Lo que cuenta es si pertenecen a un bando u otro, traducido en un voto a favor o en contra de Trump. De acuerdo a una encuesta del Centro de Investigación Pew, un 60% de los electores acudirá a las urnas para dar un veredicto sobre la gestión del presidente, el porcentaje más alto desde el primer mandato de Ronald Reagan.

“Trump será un factor en cada campo de batalla electoral en California, definitivamente, pero no el único”, dice a EL MUNDO Mindy Romero, directora y fundadora del California Civic Engagement Project de la Universidad del Sur de California (USC). “Los latinos tienen una posibilidad real de tener un impacto en las elecciones. De hecho, no creo que se le pueda dar la vuelta al control en el Congreso sin los latinos. Y la ironía es que ninguno de los dos partidos está haciendo un verdadero esfuerzo por movilizar esa comunidad. No están sabiendo llegar a ellos”.

Romero cree que es difícil que haya sorpresas mayúsculas, pero apuesta por un cambio en al menos cuatro de los siete distritos congresuales donde las encuestas señalan más igualdad entre ambos partidos. La expectativa, pues, es alta después de años de irrelevancia. Entre las elecciones comprendidas entre 2002 y 2010 tan solo un escaño al Congreso cambió de color, por lo que ahora la posibilidad de tener siete plazas en contienda ilusiona. Con las tres horas de diferencia con respecto a la Costa Este, es posible que California desvele a más de uno, románticos en pos de un resultado alentador.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.