El País Vasco: un caro pero efectivo antídoto contra la secesión en España

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

En momentos en que los gobiernos de España y Cataluña se encaminan a un choque constitucional por el impulso independentista de la región, los parlamentarios de ambas partes de la crisis apuntan a una salida: el País Vasco.

El País Vasco, donde se ha extinguido una campaña violenta a favor de la independencia, cuenta con una generosa autonomía fiscal respecto a Madrid, lo que ayuda a mantener a raya la agitación popular a favor de la independencia.

“Es un malestar económico(…) que aquí no tenemos”, dijo Aitor Esteban, portavoz del Grupo Vasco en el Congreso (EAJ-PNV), a Reuters en una entrevista en la sede de su partido en Bilbao. “La gente no siente esa necesidad de moverse porque está agredida económicamente, eso hace una diferencia muy grande”, agregó.

El Gobierno catalán no está pidiendo un acuerdo como el vasco e insiste en cambio en la independencia tras un referéndum a favor de la autodeterminación realizado el pasado 1 de octubre, el cual no fue autorizado por el Tribunal Constitucional.

Sin embargo, los parlamentarios más moderados de la coalición que gobierna Cataluña dicen en privado que podrían abandonar las reivindicaciones de independencia si recibieran la autonomía fiscal que goza el País Vasco.

En Madrid, algunos socialistas han sugerido que esto podría servir como un modelo para un acuerdo que desactivaría la mayor crisis política de España desde el intento de golpe de Estado en 1981, aunque el costo para el Ejecutivo español sería significativo.

El País Vasco registró algunas protestas moderadas por la polémica actuación de la policía española durante el referéndum catalán, pero la crisis no ha conseguido reavivar el fervor secesionista en las calles de Bilbao, la mayor ciudad vasca.

Las banderas catalanas cuelgan de los balcones junto con la bandera vasca como un símbolo de solidaridad, pero Bilbao es próspero y pacífico. Donde anteriormente muchos políticos necesitaban guardaespaldas y los coches bomba eran un temor constante, los turistas ahora llenan los bares del casco viejo y el museo Guggenheim, de fama mundial.

Sólo el 17 por ciento de los vascos quiere la independencia y menos de la mitad querría celebrar un referéndum sobre el asunto, según un sondeo llevado a cabo por la Universidad de Deusto.

El grupo armado ETA, que mató a más de 850 personas en una campaña a favor de un País Vasco independiente que duró décadas, renunció a la actividad armada en 2011 y entregó este año una lista con escondites de armas en Francia.

La región ahora disfruta de uno de los mayores PIB per cápita y una de las menores tasas de desempleo de España.

“Ese debate en este momento en el País Vasco está en ‘stand by’. Tras muchos años de violencia hay un enorme cansancio y la crisis económica ha hecho de que la sociedad haya tenido mucha incertidumbre y quiere seguridad”, dijo Xabier Barandiaran, profesor de sociología de la Universidad de Deusto.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.